Ciego (y otros poemas)

Por Cuauhtémoc Camilo | ➜

 

A*

A pain that I’m used
A photograph of you
A question of Lust
A question of time
Addiction
All that’s Mine
Alone
Always
And then…
Angel
Any second now

 

Un

Un dolor acostumbrado
Una fotografía tuya
Un asunto de lujuria
Una cuestión de tiempo
Adicción
Todo lo que es mío
A solas
Siempre
Y entonces…
Ángel
Ahora en cualquier segundo.

 

Jinete

Nada es mío, ni este hijo
ni estos ojos
ni estas ganas de salir corriendo,
ya no es mía mi muerte,
y mi muerte me muerde los recuerdos.
Mi trabajo tampoco es mío
ni estas manos que en él se embeben,
ni mi pecho, un nudo de lo que amo,
ni el mañana,
vicio humano, necesario.
Nada es mío y nada vale cuando lo toco
–me lo ha dicho el jinete–
y sus palabras prometen
que todo lo que toque mío
va a pasar a él y va a romperse.
Yo soy suyo
porque mi nombre está en su lista
y dice que esta tierra,
–que tampoco es mía–
se gobierna como en los western
pero sin sheriffs
y sin viejo oeste
aquí no hay duelos ni amanecer
solo balas en una noche interminable
mazorcas de casquillos que se desgranan
en las milpas de la muerte.
A veces se ve al jinete a todo galope
llevando sus listas de plata y monedas de muerte
los cascos de sus caballos suenan como un tren
cuyos vagones en forma de camionetas
atraviesan mi calle.
El jinete es la bestia y en sus rieles
rueda lo que una vez fue mío.
Cuando me llevaron al sembradío
vi a través de la capucha los campos regados por el miedo
eran verdes y grandes y no se sentían vacíos
pero en sus hojas se presentía el fuego.
Un ramillete de escorpiones y gusanos
brotaba de unas fosas calientes todavía.
Nada es mío, me recordaron,
ni estas palabras, ni mi nombre en esa lista
junto al nombre del jinete
_______________y el de todo el pueblo.

 

Piedras parlantes

Vuelvo a los poemas sediento de palabra
vuelvo a su desierto
y en su arena el sol trasluce estatuas
que no adivino sino palpando
su carne de mármol y destierro.

Resulta que son piedras parlantes,
los músculos de verbos
que se tensan en las infinitas
olimpiadas del lenguaje.
Atletas sin medallas ni dioses
que blanden sus lenguas
como espadas hasta hundirse en el viento.
La danza del combate combina
con la imagen trazada en prosa
que después de ser estatua se hace polvo.

Figuras de aire
voces sólidas y porosas
dispuestas incendiarse
llamarada que fluye en el caudal del lenguaje
y llama
me has devuelto al cincel sediento
y las brazas en mi lengua estallan
en el mármol enmohecido en mundo
tallan y graban con el filo que en sus cantos
acoge a la palabra.

Destierro el pensamiento
que vuelve del silencio para nombrarse;
perpetuo éxodo del que siempre ha de volverse
incluso seco en las gargantas de los otros.
Muros de aire, patria fronteriza
que además de escribir y hablar
nos borra,
lengua que es-presa y apresa
a quien la nombra
en el raudal de ser que se evapora.
Tras del cincel no haya nadie.

Cuando en vez de versos
se escriben nombres
son los nombres como espejismos
los que aparecen,
lingote de polvo es el poema
que no vale por el nombre
sino por cuánto quema
e inventa en sus arenas el desierto.

 

Ciego

Te doy un poema ciego
un desamparado.
Irá a buscarte por el mundo
a tientas y sin guía.
No le escupas,
su único deseo es hallarte,
y si te encuentra
para él será como recuperar la vista.
No te escondas de este ciego,
si lo haces seguirá vagando
con sus frágiles pasos
por el mundo que lo odia
por ser ciego y por buscarte.
Este ciego está desesperado,
no puede ni cruzar la calle
pero va hacia ti
como un destino
lo han arrollado y pide auxilio
con su silbato roto,
que la gente escucha e ignoran
porque es un perro de la calle.
Tu que puedes, si lo ves,
dale un mendrugo de tu tiempo,
que va hambriento, desecho y solo,
avergonzado de sí mismo
como los apestados
y los muertos.
Querrá abrazarte
pero no lo hará
pues se sabe sucio
y tiene asco de sí mismo.
Quiere que lo recuerdes siendo humano.
Recházalo y destrúyelo si debes
pero dale audiencia
y míralo otra última vez
que para él acaba el mundo
en donde tú comienzas.

 

____

Nota

[*] Títulos de las canciones de Depeche Mode ordenados alfabéticamente. Letra A.
La selección, concepto y traducción es mía.

____

Cuauhtémoc Camilo D. Ensayista y traductor. Posgrado en Filosofía (UNAM), exbecario Erasmus Mundus, L’Université du Quebec. Coordina la propuesta académica de Telecápita. Actualmente investiga e imparte clases de Filosofía y Lectura Crítica (UAEM). Fascinación por la literatura y las artes culinarias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s