Entrevista a Shantí Vera | Festival 4×4 en asilo: desplazamiento necesario

En 2016, el Festival de danza 4×4 vivió un proceso de desplazamiento y refugio, de su sede en Xalapa, Veracruz. Se asiló en San Cristóbal de las Casas, ciudad natal de Shantí Vera y Nadia Vera, y en la Ciudad de México. Después de su realización, hablamos con su director en cuanto a los ejes fácticos y también simbólicos que implicó dicho “desplazamiento”.

Por: Alejandro Flores Valencia

Cómo fue el proceso de “refugio” o de “auto desplazamiento” del Festival 4×4 y los pasos que se dieron para su armado y su concepción.

La idea de mover el Festival4x4 de Xalapa hacia San Cristóbal de las Casas surgió como posibilidad de extensión en el año 2015 como propuesta de parta de Daniel García, integrante del colectivo Snakobal Jnakobal, sin embargo en la séptima edición del festival nos recortaron el presupuesto federal un mes antes de su realización y fue imposible hacer la extensión. En Mayo del año 2015 Nadia Vera había decidido producir la octava edición del Festival4x4 en la ciudad de Xalapa para realizarlo en el año 2016. El 31 de Julio del año 2015 Nadia fue asesinada, a partir de ese día todo cambió, muchas amigas y amigos se acercaron a nosotros y se hicieron cargo del festival, en Septiembre del año pasado hablé con Stéphanie Janaina y Nadia Lartigue para realizar el proyecto y presentarlo a IBERESCENA. En Diciembre habíamos decidido realizarlo en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas y en la Ciudad de México.

La octava edición del Festival4x4 se fue planteando alrededor de cuatro temas: el refugio, la memoria, el exilio y la migración. Elegimos Chiapas y Chiapas nos eligió a nosotros. La decisión era obvia debido a que somos originarios de Chiapas; sin embargo, el símbolo de resistencia de un estado como Chiapas también fue emergiendo cada día. El Centro Cultural José López Arévalo nos acogió físicamente y la organización Snakobal Jnakobal fue la encargada de cobijarnos afectivamente y logísticamente.

Estuvimos por una semana en el cerro de Huitepec, habíamos migrado porque necesitábamos un refugio, habíamos migrado para aprender de aquellos que históricamente encarnaban la resistencia,;habíamos migrado buscando la memoria de mi hermana y encontrando memorias colectivas. La planeación y el diseño del festival fue un ejercicio de agenciamiento colectivo de enunciación; se propuso el ensayo “Coreopolítica y coreopolicía” de Andre Lepecki como punto de partida para construir un espacio que procurará reflexiones, desplazamientos, libertades, reconocimientos, encuentros y espacios para pensar colectivamente sobre nuestras acciones artísticas y la relación con nuestros contextos. Nos interesaba realizar un laboratorio de pensamiento en el que la coreografía se pensara como una potencia política de organización y acción, y no solo de representación.”

Los organizadores compartieron ese texto con los invitados a presentar una pieza de danza, además de un texto en el que se acotaba el entendimiento de la “policía como aquellas reglas implícitas y explícitas que determinan las formas de actuar de los sujetos, aquellos dispositivos que, sin necesitar de un agente que ejerza el orden, predeterminan un tipo de movimiento y normativizan las prácticas y las formas de actuar”. Así como la solicitud a ubicar esta categoría dentro de su pieza, así como otra, “lo político”, entendiendo, por ello a partir de Lepecki, es decir como “aquellas acciones que proponen un movimiento emancipatorio, un desplazamiento que propicia la aparición de otras relaciones y subjetividades”.

¿Qué lecciones, aprendizajes y sorpresas dejó esta edición para ti?

“Me es fundamental invertir mi energía en construir espacios que propicien diálogos e imaginaciones entre cuerpos y pensamiento diversos, construir espacios para la disonancia creativa que nos permita escribir y accionar en nuestro contexto y no solo obedecer por lo instaurado. Desplazarnos, desplazarme me ha hecho observar la potencia del desplazamiento. Es urgente desplazarnos de nuestros lugares, no me refiero a la geografía solamente, sino ¿qué de lo que decimos, hacemos y pensamos nos corresponde verdaderamente?.

“Al provocar con mis afectos un espacios para sumar otros afectos desconocidos constaté lo urgente que es crear comunidad; lo urgente que es bienvenir al cuerpo y al silencio; considero que aún hay espacios en que podemos ampliar el campo de lo posible; modificar nuestra forma de relacionarnos con los unos y los otros, con los cercanos y los lejanos. Comprender la diferencia del pensamiento del otro nos puede hacer tender puentes. Al principio de esta octava emisión del Festival4x4 apostaba por lo afectivo, después de su realización sigo apostando aún más. La amistad es una potencia, es un puente y también es un campo de conocimiento.

“Vivimos en la urgencia de estar cerca del otro, nuestro contexto nos recuerda cada día lo frágiles que somos. Por eso buscamos círculos de protección pero sobre todos círculos para creer. El 31 de Julio hubo una un llamado para reunirnos en la calle de Luz Saviñon en el que se leyeron pronunciamientos de diversas organizaciones y se colocó una placa, pero también hubo un programa artístico en el que se leyeron poemas, se rapeó, se canto trova y se presentaron obras de danza contemporánea con lo que se exigió justicia. Esta acción fue convocada principalmente por Itzamná Ponce. Hay un coraje colectivo, hay una rabia, hay una tristeza que se visibilizó en los cuerpos ese día, pero también hubo fraternidad, luz y amor.”

¿Quién es Shanti hoy en día? ¿cómo ha sido transformado?, ¿en qué medida la danza y tu más reciente pieza han sido una manera de transformar la energía?

“Me he desplazado de mi mismo y me he tenido que encontrar. Al principio de este año le envíe a mis amig#s y carnal#s un e-mail solicitando su ayuda para encontrarme. Yo estaba perdido, necesitaba que mis afectos me encontrarán en donde estuviesen, así les pedí dos fotografías de algo en donde ellos me encontrarán, no un recuerdo, lo que me urgía eran encuentros con mis afectos. Decidí ir en busca de encuentro más que de recuerdos porque considero que los recuerdos me son inasibles. A través de mi práctica artística he tenido la posibilidad de encontrar a mi hermana Nadia y a mi amigo Ruben; ideas de ellos viven en mí, tal vez soy parte de sus archivos.

“Hoy creo más en mi cuerpo, he volcado mi atención a mi cuerpo, estoy escuchándolo, aprendiendo de él, dejando que hable por mí y que me guíe hacia espacios que me procuren libertad, hacia espacios que me hagan comunicarme con todos desde un umbral sensible diferente. Me interesa contribuir a ampliar nuestra forma de observar/nos. Todo es muy rápido y hay cosas que necesitan más tiempo; el silencio por ejemplo, el espacio por ejemplo, el cuerpo por ejemplo.

“Entre la organización del Festival4x4, una suerte de terapia colectiva y la creación de país GRAVEDAD he podido abstraer tensiones, energías, vibraciones y frecuencias de los lugares en donde he estado inmerso y he descubierto cómo mi cuerpo en lugar de resistir, ha decidido tomar esa energía que produce la caída y yo he ido con él descubriendo umbrales de percepción, de recepción, otra forma de observar al mundo.”

Estar ennadiado: caminar valientemente.

“Estoy jugando con la realización de un laboratorio para invención de palabras para la coreografía latinoamericana, una de las palabras que mas he usado estos últimos meses es estar ENNADIADO, que significa caminar valientemente.

“Nadia encarnó la valentía desde múltiples lugares, nunca se quedo callada, nunca dejó que hablaran por ella, nunca se sentó, tenía una inquietud constante de modificar su entorno a partir de las artes y también desde el activismo.

“Su naturaleza era de protección, ella cuidaba a sus amigos, a sus hermanos, a sus amigas, a los animales. Siempre tenía tiempo para escuchar, siempre tenía espacio para cobijar, siempre tenía energía para bailar, siempre tenía inquietud por conversar sobre lo que acontecía en nuestro contexto, siempre tenía la inquietud de organizar acciones para protestar. Ella siempre cuestionaba lo que sucedía en nuestra familia, en nuestro colectivo, en nuestra ciudad, en nuestro país; ella me enseño que cuestionar es una forma de amar.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s