DespojoCiudad | La ciudad de los otros

Por Vivian Abenshushan, Alejandro Flores Valencia, et al. | ➜

DespojoCiudad es un pad de transpropiación y escritura colectiva sobre el proceso de depredación en la CDMX. https://pad.riseup.net/p/DespojoCiudad

Estás aquí porque esto te incumbe

De lo que se trata, propongo, es de hacer un texto colectivo a partir de anécdotas de desplazamiento, gentrificación, en suma de las complicaciones de vivir en la ciudad de México, en específico relatos y reflexiones relacionados con la búsqueda de vivienda o de espacios habitables, el incremento de las rentas, las restricciones crediticias, la precariedad en torno al gremio artístico, la construcción desmedida de edificios, el cambio de los trazos urbanos, la inseguridad…
LA CIUDAD DE OTROS (propongo que se llame)
¿han sentido cómo crujen sus huesitos en esta ciudad, cómo la tibia y el peroné ya sienten el desplazamiento, la depredación, la violencia económica? ¿tienen alguna historia de terror inmobiliario que compartir? ¿algún testimonio sobre el rentista que una mañana los echó del departamento sin previo aviso para remodelar el inmueble y subir las rentas hasta el onceavo piso del delirio? ¿les falta agua? ¿ya no les alcanza la mensualidad ni las estrategias para esquivar la sombra del casero? ¿dejaron hace poco la CDMX porque se avecina el tsunamierda, porque los mantos acuíferos han sido agotados por las inmobiliarias y sus torres de 800 departamentos? ¿pasan los meses y los anuncios del Segunda Mano y no encuentran un lugar digno donde vivir a un precio razonable? ¿regresaron por eso a la casa de sus padres? ¿han subido recientemente a su azotea o al Segundo Piso? ¿cuántas grúas gigantes han visto a su alrededor? ¿cuántos edificios nuevos aparecieron en los últimos cinco minutos en su cuadra? ¿cuántos permanecen vacíos desde hace un año? ¿viven en estado de shock o se la pasan en chinga y pues ni tiempo de pensar en cómo salvar el bosque de Chapultepec de otra Green Tower o cómo ayudar al ajolote de Xochimilco a no extinguirse? ¿desalojaron recientemente una vecindad del barrio, cerraron las tienditas, las carnitas, las carpinterías y se convirtieron en Spa de Barbas? ¿han organizado alguna acción para defender sus derechos como inquilinos, su derecho al agua, al espacio público, a la ciudad? ¿se han sumado a algún movimiento para detener la construcción de un nuevo centro comercial ilegal? ¿han pasado por cincuenta oficinas de gobierno sin recibir una sola respuesta? ¿nadie nadie nadie quiere rentarles un cuarto por la simple razón de que son estudiantes? ¿han oído hablar de las Huelgas Inquilinarias? ¿han cerrado alguna avenida o bloqueado una calle con batucada para impedir que el cascajo del edificio que están demoliendo al lado caiga sobre la escuela donde estudian sus descendientes urbanitas, en medio de temblores y detonaciones?
aquí estamos escribiendo a varias manos una crónica sobre la depredación de esta hipertrófica, hiperactiva, hiper hipster y tantas veces post apocalíptica ciudad, llena de estímulos rutilantes, variedad de especies urbanas, galerías, taquitos, karaokes, espacios alternativos, degustaciones de todano, que nos está mandando al carajo… vamos dejando rastro de nuestros casos, nuestras investigaciones, nuestras acciones y resistencias, nuestras sumisiones y teorías, nuestros datos de terrrorrrsss o simples testimonios en poquitos caracteres (se aceptan poemas) sobre la Nueva Berlín, la Niuyor de petatiux, la Venecia que-ya-no-fue, la ciudad marca llorarás y llorarás…
La idea es subir el despotrique colectivo, la transpropiación de testimonios, las voces de nosotrxs, al nuevo número de Telecápita. Si desean escriban su nombre al final de su testimonio, o bien, usen un pseudónimo. Haremos una lista al final de las coautorías. Se pueden subir citas, fragmentos de noticias periodísticas (breves, contundentes), elucubraciones teóricas sobre la relación entre especulación inmobiliaria-tardo capitalismo-y las resistencias en curso.
Nosotros armamos después el montaje de voces, testimonios y fragmentos.
1/ De cómo MantequillaNápoles desveló el Plan Maestro del Gran Gentrificador
Mi golpe frontal con el fenómeno de la gentrificación, sobrevino en el año 2015 como una revelación tras asistir a una puesta en escena en el Milagro: Baños Roma, de Teatro Línea de Sombra, un montaje que cuenta la historia del gimnasio de José “Mantequilla” Nápoles –célebre boxeador cubano naturalizado mexicano y auténtica celebridad en su tiempo–, en Ciudad Juárez, el sitio donde el ex campeón mundial decidió retirarse y donde vive actualmente.
La revelación llegó con la cena, en la que nos acompañó uno de los músicos del elenco, quien nos contó con lujo de detalles sobre las peripecias y aventuras del equipo viajando varias veces a Ciudad Juárez para conocer el famoso gimnasio Baños Roma, y sobre todo, el asombro de varios de ellos cuando pudieron apreciar los cambios en elcentro histórico de Ciudad Juárez, su rescate y remodelación, hasta dejarlo rechinando de limpio, luego de que tan solo una década antes fue catalogado como uno delos sitios más peligrosos del planeta para vivir.
“¿Cómo se logró este milagro?”, me pregunté después de ir al Teatro El Milagro, para continuar con mi parlamento–, igualito que la Ciudad de México hace 30 años, antes de que Slim comprara todo, lo remodelara con dinero del gobierno, y luego lo pusiera en renta y venta
Esto lo dije casi enautomático, como repitiendo un rumor que con los años se ha ido demostrando, hasta saber hoy en día que buena parte del Centro Histórico de la Ciudad de México pertenece a las inmobiliarias de Grupo Carso, que tiene además una Fundación para el Centro Histórico, y diversos negocios y franquicias instaladas en la zona, que año con año consume nuevos y crecientes recursos públicos para aumentar el perímetro del “rescate”, y la plusvalía.
“Pues así es. Igual que el centro histórico de Ciudad Juárez, en donde también Slim ha hecho el rescate”–, remató el músico. Y se hizo la luz.
Hace 30 años, el centro de la Ciudad de México era territorio comanche, uno podía no salir vivo a plenaluz del día. Hoy es Territorio Telcel. Lo mismo ha sucedido en varios centros históricos de diversas ciudades que aparentan tener una tranquilidad forzada, para bien del turismo principalmente, mientras en otras se vive en un estado de excepción, si no es que bajo ley marcial y toque de queda. Hasta que los dueños vendan y huyan, y los inversionistas compren, rescaten con dinero público, yluego vendan o renten con nueva plusvalía, previas campañas de ProMéxico.
Basta revisar la geografía del turismo nacional, y cruzar esa información con datos del Registro Público de la Propiedad (vía Acceso a la Información), y se podría encontrar la relación o, para ponerlo en términos de negocios, la “asociación directa” entre Inmobiliarias + Crimen Organizado + Inseguridad creciente, abriendo paso al fenómeno tropicalizado de Gentrificación, ya no visto como un fenómeno de movilidad social, sino como una Práctica de Desplazamiento Forzado, es decir, una Estrategia que se ha cumplido al pie de la letra, y donde hay visibles ganadores.
La película es simple y se asemeja más bien a un western:
1.    El inversionista le pide al dueño de un local que se lo venda. 
2.    El dueño se niega. Es su patrimonio y de su familia desde tiempos inmemoriales.
3.    El inversionista le pide al amigo de un amigo que “convenza” al dueño del local, sí o sí, a vender. 
4.    El amigo de un amigo, que no es precisamente un negociador, presiona, suelta perros rabiosos que aterrorizan al dueño del local, a su familia, a sus vecinos. Incluso abre la caja de Pandora y permite que algunos demonios salgan a disfrutar. Campea la violencia, la muerte tiene permiso, como diría Edmundo Valadés.
5.    Conclusión: el dueño vende (si aún vive), y huye lo más lejos posible.
6.    El inversionista repite la fórmula una y otra vez, insaciable, y la exporta como franquicia. 
7.    Otros lo copian y hacen lo mismo, de peor manera.
Ahora sólo hay que poneren orden los papeles y los actores. Donde dice “inversionista” pon el nombre dela inmobiliaria. Donde dice “el amigo de un amigo” pon el nombre de una organización criminal, y donde dice “local” pon el nombre de los comerciantes y habitantes de un centro histórico, cuyas familias son los verdaderos fundadores de esas plazas.
El resultado es la Gentrificación Región 4, sin beneficio social alguno. El desplazamiento sin renovación, la pura expulsión y más presión social.
Todo México es territorio Telcel.
Esta frase es casi de un Manifiesto Illuminati. Lo dice todo en 5 palabras: espacio público privatizado o en vías de privatización. Por el GRAN GENTRIFICADOR o por sus emuladores.
Y apenas iniciada la búsqueda de información, me topo con esta joya de Fernando Carrión (editor): ”Financiamiento de los centros históricos de América Latina y El Caribe” (http://www.flacsoandes.edu.ec/libros/digital/49058.pdf), de donde se desprende que los grandes inversionistas son imitados por otros siguiendo el mismo modelo. El Destripador, el Asesino Serial, siempre tendrá imitadores. Igual el Gran Empresario. Todos quieren ser como él, lo siguen, lo copian y eventualmente lo superan. Y en medio de este teatro, nosotros. (alekos@rusep.net)
2/ “Contra la privatización de la existencia, apareció un mundo entre nosotros. En las metrópolis actuales hay muchos acontecimientos colectivos, podríamos decir que la mayoría lo son. Sin embargo, la ciudad ha perdido todo poder de autoconvocatoria. Sus acontecimientos están vaciados de nosotros. Sólo nos movemos si alguien nos llama, si hay una actividad programada y se nos dice qué hacer. Allí no sabíamos que iba a pasar, quién iba a venir, qué rumbo tomaría la discusión, cuándo nos engulliría el silencio. Llegábamos con un nudo en el estómago. Y cada vez, una tras otra, en el encuentro funcionó. Con más o menos tensión en el curso de la discusión, cada vez emergió un nosotros que dio sentido al acontecimiento y gracias al cual pudimos pensar de otra manera. En estos procesos las vidas son sacudidas. Ya no caminamos igual cuando volvemos a casa. Quizá no sabemos qué pensamos exactamente. Quizá simplemente se ha abierto un vacío, un espacio en blanco en el que ensayar, con otros, otras formas de vida. ¿Otra conciencia? No, un cuerpo más preparado para combatir el miedo, más expuesto y menos aislado. Un cuerpo que sabe que su vida no es solo suya y que en eso que va más allá de sí mismo se juega todo.” (Marina Garcés, lo he tomado prestado del muro del arquitecto y artista y amigo español avecindado en la ciudad Pedro Hernández)
3/ “LA DESIGUALDAD SISTÉMICA HA ALCANZADO TAL NIVEL QUE LOS MÁS RICOS PUEDEN CONSIDERAR QUE SU DESTINO SE HA VUELTO INDEPENDIENTE DEL DESTINO DE LAS SOCIEDADES DE LAS QUE EXTRAEN SU RIQUEZA.” (Wolfgang Streeck, en ¿Cómo terminará el capitalismo? http://ctxt.es/es/20170329/Firmas/11705/Wolfgang-Streeck-fin-capitalismo-inestabilidad-ingobernabilidad.htm)
X-1/ “Vemos como se cruzan clase social, espacios y poder, en este caso poder político local, que emplea sus recursos y políticas públicas para moldear los espacios a su gusto. El fin puede ser muy dispar: aislar, potenciar, desconflictivizar, desmovilizar, desalojar o transformar una clase social territorializada. Aquí aparece (al fin) la gentrificación como “el fenómeno urbano más importante en este último medio siglo”, encargado del desplazamiento masivo no deseado de una población vulnerable de un barrio céntrico a una zona periférica degradada. Es un proceso definido fundamentalmente en términos de clase y por tanto profundamente conflictivo estereotipado gracias a medios como VICE que la trata como el vehículo de los cupcake-center, barberías carísimas y tiendas de bicicletas fixies que “no entienden como un negocio tan bonito como el suyo pueda generar rechazo”.”
“Más allá de las curiosidades que puede producir esta “clase creativa” (profesionales de clase media-alta ligada al ámbito artístico), una vez instalada, con su modelo de barrio consciente o inconscientemente planteado, expulsa vía explosión de alquileres a los habitantes originales del barrio. Se crea por lo tanto a la larga un “efecto parque temático” con un entorno seguro, bonito y vacío, como un decorado perfecto para el turismo y una cultura elitistas, que tiene una cara B raramente expuesta. El barrio se vacía de vida del día a día, pero se llena de ruido y luz debido al tren de vida turístico. En este punto conviene apuntar que la responsabilidad de este fenómeno no debe recaer tanto en la infantería de pequeños comerciantes. El grueso de la responsabilidad cae en los inversores, empresarios y gobernantes públicos promotores de las políticas públicas que planifican, especulan (y se enriquecen con) la gentrificación.” (En “Gentrificación, espacio público y modelo de ciudad”. Navarro, Fidel Oliván. Tomado de http://www.polikracia.com/repensando-el-espacio-publico-gentrificacion-poder-y-modelo-de-ciudad/)
_____
El texto sigue en construcción. Si quieres agregar algún testimonio relacionado con el  desplazamiento o la gentrificación en la ciudad, acá: https://pad.riseup.net/p/DespojoCiudad
Anuncios

Un comentario en “DespojoCiudad | La ciudad de los otros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s