Mnemobjeto | Pensamiento colaborativo sobre la memoria y lo inanimado

1. IMG_8716
Ejercicio de Montserrat Mejía

Este texto está tejido con la intervención de 24 miradas. Convivimos durante 16 horas en el espacio-tiempo de un laboratorio dedicado a pensar los vínculos entre los objetos y la memoria.1 Y una parte de nuestras interrelaciones se quedó aquí en este contenedor de premisas, surgidas al tratar de formular y debatir un concepto colectivamente: el mnemobjeto. Este término fue el centro de los problemas, había emergido previamente en ciertas prácticas con el teatro de objetos documentales2 llevadas a cabo por Oligor y Microscopía y El Solar. Agencia de detectives de objetos3, y ahora se proponía aquí como centro de vibraciones para generar otras líneas reflexivas.

Esto no busca ser un artículo académico, ni un ensayo, quizá algo más cercano a una especie de bitácora escrita entre varios (as), un espacio de pruebas que refleja en algo el pensamiento colaborativo vivido; actividad centrada en hacer ver lo que sucede al contraer “objeto” y “memoria” en un solo vocablo. Dos estallidos en sí mismos que se niegan a dejarse mesurar y por esa imposibilidad se propone como un término en crecimiento indefinido; entidad que solicita ser tomada, destruída y reconfigurada en su tránsito hacia otros entornos teóricos y/o prácticos, individuales o colectivos.

Partimos escribiendo en conjunto un primer “mapeo escritural” para observar nuestras ideas sobre la memoria:

Memoria: Un almacén de la mente habitado por ausencias. Recordis “volver a pasar por el corazón”/ recordar otra vida posible/ nuestra huella de vida, ajena a la voluntad/ el destierro del presente/ la elección del querernos recordar un acontecimiento o un alguien/ cadena neuronal que se solicita cada vez que se activa un recuerdo/ huella de un recuerdo deformado por el tiempo/ la gravedad que te ancla a la tierra por su peso/ acumulación, carácter/ intento del ser orgánico por lograr su propia cohesión/ sedimento (que se puede revolver-activar)/ un momento de realidad fragilizada de pensamiento que gotea, pesado y lento y que después se olvida para seguir/ territorio-cuerpo-espacio al que puedo transitar/ nunca es intacta, fragmentos, restos, vestigios, arqueología/ llevar contigo memoria es llevar conmigo/ registro en imágenes del pasado traducidas con emociones presentes/ en la mutación se vuelve justicia/ la huella de los acontecimientos que atraviesan nuestros cuerpos/ ruina/ activa en los sentidos, lugar de encuentro con otros (dispositivos), lugar de donde vengo, territorio, mapa en construcción/ presencia discursiva de acontecimientos significantes para el que lo narra/ creadora de subjetividades, por tanto, identidad, permite entablar diálogos por tanto es una potencia de comunidad/ serie de creencias conscientes o inconscientes y recuerdos alterados por la misma que me construyen/ caja de sensaciones siempre presente que espera ser llamada/ codificación del presente, neurona, identidad, impulso/ historia que nos forma.

Comprendimos inicialmente a los objetos por las varias acepciones que derivaban de su etimología, para después dejarnos perder en las desviaciones posibles de su sentido al condensarse en un solo territorio con la idea de memoria. Antes que nada: Objeto. Objectum. Aquello que está delante de mí o en contra de mí. “Arrojar hacia”, “poner delante”/ es un objeto físico (funcional) es un objeto también (psíquico)/ manufactura/construcción mental para contener la vastedad del mundo/ construcción material. Después de todo: el fracaso de la utilidad, la coseidad, aquello que está adentro de mi, pantalla de proyección subjetiva.

CAMPOS DE MNEMOBJETOS

Volteamos la mirada hacia nuestros propios afectos y el cómo los matices de nuestras biografías, conformaban el aura del objeto personal que decidimos traer al lugar del encuentro. Con este repertorio de pertenencias, abrimos las interpelaciones sobre el hecho mnémico material en colectivo. Lo que queda, lo que se moviliza cada vez, lo inagotable, lo intemporal signando en un trozo de materia que configura una communitas con otros trozos de materia; una communitas de objetos es también una communitas de personas, nos entretejimos en un campo de comprensión que tensaba los límites entre lo animado y lo inanimado. Partir de cada uno de nosotros, de nosotras para llegar al acuerdo de motivos del mnemobjeto, discutirlos, negociarlos, abstraerlos, ponerlos en palabras. De mi fotografía hacia tu cordón rojo, de mis zapatos hacia tu telémetro, del reloj de mi abuela hacia tu teléfono celular, de mi piedra hacia tu pin y viceversa. Seguir los circuitos objetuales hasta encontrar intersecciones.

Esto que leerás es es el pensamiento que produce una red objetual emergente de trayectorias recíprocas, oscilantes, que es a su vez una red de memorias; una lista de enunciaciones que encierran un camino capaz de invocarse y complejizarse cada vez.

UN MNEMOBJETO:

1. Puede contener varias memorias.

2. Es un contenedor de afectos / hace visibles los hilos afectivos.

3. Es la materialidad del recuerdo.

4. Es una fisura en el tiempo donde caben todos los tiempos/ Son un ritual en tanto que son nodos donde confluyen pasado, presente y futuro.

5. Es un activador de sensaciones y emociones que generan empatía o no.

6. Posee la capacidad de mimetizarse con quien lo observa.

7. La pérdida de un mnemobjeto puede generar una mutilación de la identidad.

8. Es insustituible para quien depositó sus afectos en él.

9. Posee coordenadas de la historia del sujeto que posibilita otros mapas.

10. Es un talismán contra la muerte y la impermanencia.

11. Es un vinculo con lo ominoso y sagrado, también con el mito.

12. Nos vincula con la genealogía y los ancestros, con los orígenes.

13. Es un testigo del cambio y del tiempo.

14. Puede ser o evocar una acción en la medida en la que la memoria es procesual y performativa.

15. Es una apropiación o interpretación subjetiva de los objetos en donde nos narramos a nosotros mismos.

16. Puede entenderse como “líquido”, refiere a una realidad/verdad líquida.

17. Es un viaje existencial que nos ancla, nos da raíz y sentido.

18. Es una relación viva en la que se deviene con el objeto, es una prótesis, una extensión de uno mismo.

19. Es una entidad que puede ser trasladada a diversos contextos y circunstancias, por asociación.

20. Tiene un devenir y una temporalidad indeterminados, va del pasado al futuro (y viceversa), evoluciona.

21. Es un proceso de escritura abierta, una biografía.

22. Es excéntrico, fuera de lo común.

23. Es una herencia, un legado, carga el recuerdo de alguien más.

24. Es un oráculo, encierra un misterio, tiene vida propia.

25. Es intermediario entre temporalidades y espacialidades.

26. Es un registro de narraciones íntimas que pueden transformarse en colectivas.

27. Algunos de ellos conllevan relatos implícitos desde su forma y su manufactura.

28. Evocan imaginarios.

29. Por metonimia, evocan ausencias.

30. Especial en tanto que atestigua la particularidad de una historia vivida.

31. Se transforman gracias a la particularidad de la relaciones que los atraviesan.

32. Son agentes en sí mismos.

33. Son un rizoma.

34. Empoderan al sujeto y viceversa.

35. ¿Tienen género?

36. Revelan en su disección cada una de las cadenas de producción que intervinieron en su creación.

37. Son hologramas emocionales (proyección de la memoria del conjunto de imágenes, sonidos, emociones, situaciones, geografías).

38. Son compañeros del olvido.

5/23. Muestra de mnemobjetos personales

Transcripciones de Ana Patricia Yáñez Díaz sobre su historias y las de sus compañeras (os): Kaleb Osegura León, Isabella Tovar, Ángela Leyva y Polvorón de Nuez

mnemobjetos

Botas. Las encontró en Chiapas, desde que las vio sabía que podían funcionar para bailar fandango. Cada vez que estas botas han subido a la tarima han coleccionado pasos, versos, miradas, recuerdos, lugares, etc. Kaleb no piensa bolearlas nunca, porque hacerlo representaría borrar estas huellas. La arquitectura de estas botas nos recuerda lo importante de su diseño para el que ha de habitarlas; los pequeños resortes que sirven para colocarlas, la altura precisa para cubrir los tobillos e ideal para el clima, el color de la piel del animal donde provienen, los resortes laterales para la comodidad del caminante, si vamos en el tiempo del objeto lograríamos hallar su historia primaria, encontrar cada una de las fases de producción del objeto. Y después de acompañar al sujeto, volverse amuleto, compañero de viaje .

Si zapateas bonito, yo te prometo hacer con el polvito de tus zapatos un amuleto que me de suerte y poder estar contigo hasta la muerte”

El son de Ayahualulco

Llavero. Su amiga mexicana visitó Colombia, le obsequió este llavero con forma de gato, artesanía colombiana de tejido plástico. Un día decidió venir a México acompañada de este llavero ,que trae consigo el recuerdo de su terruño, su casa y de uno de sus seres mas preciados, su gato, representado sin querer por el llavero. Ahora la llave que porta es de la casa que la acoge en México, pero es un recordatorio de su necesidad de volver a casa, también es un objeto amuleto, un impulso de viaje y un recordatorio del hogar. Que le hace apreciar el hogar que ahora habita, maravillada también de las artesanías mexicanas, poniendo el llavero como punto de referencia.

Se parece al que llevaba el ladrillo consigo, para mostrar al mundo como era su casa”

Bertolt Brecht

Botella de plástico que contiene botellas de plástico. La historia de un romance, él y su familia trabajaban desde siempre en el reciclaje de botellas pet, las trituraban . Ella interesada en el joven, decidió indagar mas sobre el oficio familiar, que el valoraba desde su fin práctico, o al menos no había caído en cuenta de la importancia de su labor, ella le pidió una muestra de ese trabajo, el decidió llevar esta botella llena con fragmentos de plástico, haciendo una composición sin querer de colores y formas semejantes a pétalos de flor de diversos colores, valorando con este obsequio el lado estético y poético que puede contener un simple objeto hecho de plástico. Conexión del objeto con el sujeto, encontrando un enlace emocional entre dos seres, una metáfora del amor o del interés por el otro, una forma de evocar momentos y compañeros de viaje.

Los mnemobjetos son contenedores de afectos

Cajita China. Hace una semana visitó china, ella fascinada con los objetos caja, porque ayudan a contener, nos mostró una caja vacía metálica regalo a si misma de su viaje. Un objeto que es punto de partida. Existe una ubicación, un nodo en coordenada temporal y también un punto geográfico del objeto. El objeto en el tiempo y el espacio nos ubica en una coordenada donde somos antes y después del objeto. Cada vez que su objeto cotidiano aparece en el bolso de mano, involuntariamente le evoca el viaje el anterior y los que que están por venir. “Es como si el objeto” nos proyectara al aparecer un holograma emocional” un conjunto de imágenes, sonidos, formas, experiencias, vivencias, geografías que se evocan al entrar en contacto visual con su objeto amuleto. Ella anhela que el tiempo se note en el mismo, que se oxide y se desgaste la pintura, que hable un poco más, cada vez más, que cuente más cosas. Por ahora es relativamente nuevo.

Telémetro. Patricia es arquitecta y usa una herramienta láser que la ayuda en su labor cotidiana de medir distancias. Compara su experiencia antes y después de conocer esta herramienta. Antes el instrumento de medición era un flexómetro, cinta que casi era imposible usar sin ayuda de otra persona. Descubrió que su objeto la confrontaba con el sexo masculino, pues generaba una sensación de independencia en su labor, lo que generaba una relación de poder con los otros involuntariamente, la gente asocia tecnología al género masculino, objetos de medición a experiencia fálica, descubrió que existe competencia masculina incluso cuando cada varón muestra su instrumento de medición. El láser proporciona rapidez e independencia. Se vuelve un compañero, una extensión de sí misma, un amuleto que guarda en su memoria emocional cada no de los espacios: edificios antiguos, teatros, plazas, habitaciones, calles, etc. Medir es un acto poético desde su perspectiva y el primer paso para lograr imaginar y construir un algo en el espacio, no podría suceder esto sin su instrumento. Afecto hacia el objeto y agradecimiento. Apego pues a pesar del tiempo y lo maltratado lo prefiere ante cualquier otro que sea mas nuevo. Los nuevos objetos de lo femenino. Romper las fronteras de los estereotipos de género a través de los objetos. El objeto empodera al sujeto y viceversa.

MNEMOBJETOS COMUNITARIOS

Los mnemobjetos al ser “un registro de narraciones íntimas que pueden transformarse en colectivas” proponen rutas alternativas de seguimiento ante determinadas problemáticas sociales en contextos en donde las políticas oficiales de la memoria activan todo tipo de mecanismos burocráticos para configurar “verdades históricas” a su conveniencia; narrativas que no atestiguan la totalidad de los hechos y la intensidad total de las fuerzas involucradas en ellos; estatutos de ocultamiento que propugnan una memoria inamovible, lineal y la mayoría de las veces con un carácter moralista a su beneficio.

Las premisas abstraídas de nuestros mnemobjetos personales nos sirvieron para emprender la discusión del uso de los objetos en diversas situaciones en las que se busca transgredir el relato oficialista de la memoria colectiva. Utilizamos como observatorio las enunciaciones para ver qué ocurría con ellas en casos específicos en donde los mnemobjetos son utilizados como elementos críticos para denunciar imposiciones estatales del olvido, utilizados para reunir voluntades que en conjunto llaman a una necesidad de presencia. Vimos prácticas que vinculaban a comunidades afectadas, ONG´S y artistas. Las primeras enunciaciones sobre el mnemobjeto aparecieron como corpúsculos de una reflexión amplísima que no nos fue posible ir a atestiguar directamente a los lugares de los hechos elegidos (por cuestiones espacio-temporales). El laboratorio solo nos alcanzó para hacer “trabajos de campo virtual” y detonar otras preguntas, otros apuntes de cómo el mnemobjeto individual se transfigura en un mnemobjeto comunitario, qué pasa con él cuando sale de la esfera autobiográfica para para posicionarse como núcleo de intereses de una realidad dada que importa, que atañe a muchas personas. Esta es una muestra de las reflexiones obtenidas por dos de los grupos de trabajo.

Mnemobjeto Huipil Triqui

Grupo de reflexión conformado por Sara Guerrero, Miroslava Salcido, Christiane Burkhard y Guillermo Navarro.

Mujeres-de-San-Miguel-Copala
Fotografía tomada de: http://sanmiguelc.blogspot.com/2011/08/cultura-y-tradiciones-triqui.html

 

Hemos confrontado distintos textos y ojeado la historia del pueblo San Juan Copala, donde las mujeres indígenas han unido sus fuerzas de resistencia en protección de su pueblo, simbolizando en un huipil rojo la identidad del grupo. Estas mujeres han sido vejadas reiteradamente, al igual que su pueblo. San Juan Copala es un pueblo en resistencia, heredero en su historia reciente del movimiento zapatista y su defensa de la cultura comunitaria contra el modelo estatal, capitalista y homogeneizante. La resistencia de este pueblo es, sin embargo, mucho más larga.

Nos parece que el mnemobjeto de corte social sobre el que Shaday Larios propone trabajar en el laboratorio es un vehículo de resistencia contra LAS POLÍTICAS DE LA MEMORIA, según wikipedia, para ir más rápido: “Las políticas de la memoria son los medios políticos por los cuales los eventos son recordados y grabados, o descartados. La terminología alude al rol de la política en la formación de la memoria colectiva y en como los recuerdos pueden diferir notablemente de la verdad objetiva de los eventos tal y como sucedieron”

De alguna manera, el huipil rojo, un color que simboliza sangre y peligro de muerte, también simboliza amor, vida, calidez. Estas mujeres son madres que luchan contra el cerco mediático y militar que obstruye el acceso a alimentos, salud y educación en San Juan Copala. El rojo cumple la función de una memoria de la sangre -dado que es un pueblo que ha sido constantemente reprimido y asesinado-, y pienso que también simboliza el ardor de la resistencia; por ende, el huipil rojo es una especie de bandera comunitaria, de autonomía, de proyecto social, de memoria disidente, a la que llamaremos CONTRAMEMORIA.

El Mnenobjeto comunitario (M.O.C.) huipil-rojo es un símbolo de organización y protección grupal en defensa de la libre autodeterminación de los pueblos. Por lo mismo, rebasa su condición material.

-Su función es comunitaria pero defiende un proyecto de nación en el que quepan las memorias regionales.

  • Promueve una identidad que, frente al proyecto de nación de regímenes totalitarios, construye una memoria que lucha contra los crímenes de estado y el desmantelamiento del tejido social.

  • Es mucho más abierto que el monumento institucional, el cual busca imponer una memoria determinada que busca forjar una identidad colectiva, nacional, deseable para sus propios intereses .Podría decirse que el M.O.C es un objeto en proceso, un objeto que pese al soporte objetivo es de carácter performativo.

Es una memoria disidente que lucha contra la conquista de la memoria publica bajo el control institucional

– Si bien toda memoria es selectiva e implica olvidar, la memoria disidente lucha contra el olvido que pretende legitimar, en esa política de la memoria, proyectos antidemocráticos.

El objeto producido por la política de la memoria posee una lógica autoritaria. El monumento institucional, la conmemoración oficial, el hemiciclo histórico pueden funcionar más como “muelles de olvido”.

– El M.O.C de memoria disidente puede registrar experiencias extremas; su función es transmitir esa memoria para exorcizar la repetición.

– El M.O.C hace preguntas: Si la memoria se construye constantemente, ¿Qué debemos transmitir? ¿Qué memorias son más legítimas que otras? ¿Qué debemos recordar del pasado? ¿Qué podemos a partir de ello esperar? Por lo tanto, su presencia es problemática y problematizadora.

– Las políticas de la memoria intentarán borrar toda huella de dichos objetos, instaurando una política del olvido, una amnesia social. el nombramiento de calles, el monumento, las conmemoraciones oficiales, los libros de enseñanza pública, son un ejercicio de borramiento de la memoria.

– El M.O.C disidente se aferra al pasado sin monopolios, tomando en cuenta la diversidad de las memorias. Es un objeto experiencial que lucha por una verdad histórica que acepta los distintos puntos de vista desde la experiencia. Es un promotor de experiencias corporales, una vividura para los otros, en aras de una memoria que permita configurar un mejor presente y futuro.

-Es escritura / text/il en un lenguaje / lienzo tex/til

-Abriga, cubre, protege el cuerpo (=integridad)

-Desexotiza y desfolcloriza, neutraliza nociones exotizantes de manera silenciosa, subversiva.

-Es una doble máscara, distrae la mirada del colonizador.

-Es un escudo, uniforme in/visible.

-Teje/traza una linea de continuidad histórica y la mantiene viva.

-Re/cuerda: es hilo que re/anuda, hace nudos, hila memoria.

-Como vestimenta, une la cotidianidad e intimidad con el espacio publico.

-Es un manifiesto itinerante (se lleva a todas partes).

– Siendo la reproducción de epistemología triqui, es una expresión simbólica de la filosofía de la comunidad.

El acto de tejer el M.O. C es una forma por la que el pueblo triqui asegura la continuación de principios, valores, conocimientos y formas de aprehender el mundo.

-Funge como la materialización del pensamiento de los pueblos originarios cuando hablan de cambiar permaneciendo, pues es un objeto que da cuenta tanto de las transformaciones o aspectos de cambio por los que pasa una comunidad, como de la continuidad o esencia de la misma.

-Es una herramienta para afirmar la identidad colectiva del pueblo triqui.

En ese sentido, por el contexto político en el que el pueblo vive, bordar y llevar puesto el M.O.C es un símbolo de resistencia.

-Puede tener más de una carga simbólica. Por ejemplo, por un lado el bordado tiene significados de la teología y filosofía que el pueblo triqui tiene, y por otro, el objeto en su totalidad es significa, como mencioné, resistencia.

Al estar sujeto a la historia, los pensamientos y el contexto socio-político del pueblo, es un objeto vivo y con un devenir abierto.

-Puede despertar valores y sentimientos subjetivos y colectivos como lo son: la dignidad y el orgullo.

Al ser representación de las epistemologías de un pueblo, y al despertar sensaciones corporales que unen a las personas de una comunidad, este M.O.C. es en cierto sentido indisoluble de la construcción del sujeto.

El M.O.C Huipil triqui puede volverse mercancía, pero el significado con el que se teje, las razones por las que se teje, las personas por las que se teje, son indisolubles del objeto. La carga simbólica social es inherente a él.

-Es un vestigio de lo que existió en el recuerdo y en lo concreto y hoy existe metamorfoseado, por factores omnipresentes y definitivos, así el objeto se cosifica y deviene; pensamientos, imaginación, sentimientos, percepción, sensaciones, deseos, recuerdos, que en ese presente aún no significaban, mas bien servían específicamente para algo, el símbolo y el significado se dio después como se da la historia.

– Viene de las leyendas, los cuentos orales, los relatos y que se transforma en prenda deviene en un objeto que: señala, revela, denuncia, representa al cuerpo en lo ausente y en lo presente.

  • Se vive al llevarlo (huipil) desde lo individual y colectivo, vinculando imaginación y memoria, recuerdo e imagen, es un objeto que vivifica una ideología, que desde lo individual deviene a lo profundamente político.

  • Es un acto de vidas que se desvinculan de la máquina capitalista, que se vuelve piel y texto escrito a mano, por mujeres que crean universos, sincréticos y pictográficos. (Walter Benjamin dijo: nosotros experimentamos la historia. ¿qué significa para nosotros ser seres Históricos ? no cuando nos involucramos con las cosas, cuando las cosas cambian. Solo cuando observamos este desperdicio de cultura abandonada medio retomada por la naturaleza en este momento llegamos a la intuición de lo que significa Historia).

  • Fuera de su contexto ( una mujer con huipil rojo en el centro de la ciudad) conlleva a pensar en ” la inercia de lo Real” de esta muda presencia mas allá del significado.

  • Podría ser un elemento que da una oportunidad para la experiencia pasiva y quizá de ahí un momento propiamente artístico.

Muñeca de trapo (Xochistlahuaca, Gro.), Pasamontañas y paliacate zapatista (Chiapas) y Tumin (El espinal, Ver.)

Grupo de reflexión conformado por: Manuel Valdivia, Rodolfo Rodríguez, Laura Loredo, Ana Sánchez Bernal, Monserrat Mejía, Karen Merchant y Susana Meléndez

muñecastrapo

Antecedentes de las Muñequitas Tejidas4: Latinoamérica finales del s. XX las comunidades siguen siendo víctimas de violencia. Les desalojan, les violan y les matan. México al igual que Colombia tienen conflictos internos. Antioquia desde 1990 hasta 2009 padece 40 matanzas en diferentes puntos del país. Tras un “desalojo” en Sonsón se instaura Asociación Municipal de Víctimas por la Paz y la Esperanza con el fin de fomentar espacios de participación y formación, intercambiar aprendizajes que resignifiquen la situación de ser víctimas y contribuir a través del tejido a la reconstrucción de la memoria histórica.

Paralelamente existe colectivos de mujeres en México y otros países de Latinoamérica tejen como medio de producción. 2012 Bordando por la Paz se instaura en México y se vuelve una vía de denuncia de las desapariciones masivas a partir del gobierno de Calderón. 2016 Primer Encuentro Latinoamericano de Tejedoras por la Memoria y la Vida, llevado a cabo en Medellín, Colombia. México 2016 Museo de la Memoria Tejer con el Hilo de la Memoria: puntadas de dignidad en medio de la guerraexposición del trabajo de un colectivo de Colombia que usa el tejido como medio narrativo de la memoria, este colectivo reúne mujeres sobrevivientes del conflicto armado. La exposición procede de talleres en diferentes puntos del país en zonas conflictivas con colectivos existentes de tejedoras. En el año de 2004 la Cooperativa La Flor de Xochistlahuaca recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes, en el campo de artes y tradiciones populares. Xochistlahuaca, Guerrero 1976 (aprox) Maestra Tejedora Florentina López funda La flor de Xochistlahuaca

Grupo/artista/generador: Cooperativa La Flor de Xochistlahuaca, Guerrero

Teoría/Desarrollo: Preservar su actividad ancestral de telar de cintura, su segunda piel5. Tejer para sanar y no olvidar, hacer visible un pasado. Las mujeres se juntan en la Casa de las Artesanías ubicada dentro del pueblo a tejer gran parte del día. Su producción se comercializa y las provee de vestimenta.

Objetivo: Cuando una mujer amuzga amarra su telar a la cintura no solo crea un textil fascinante de calidad y belleza, si no que simbólicamente recrea el mundo, escribe la historia de sus antepasados, plasma la cosmología de su cultura6

Aplicación: Hacer el telar de cintura, elaborar Muñecas, hacer mantos con memorias bordadas.

Impacto: Preservar su tradición textil y resignificarla, cimentar y agrandar el encuentro de tejedoras por la memoria. Generar encuentros con colectivos nacionales y extranjeros que se dedican a la preservación de la memoria a través del tejido. Enviar sus trabajos a encuentros internacionales. Apoyo en económico para infraestructura.7

Antecedentes Túmin: El tumin fue desarrollado en un contexto de proyecto académico, dentro de la Universidad Veracruzana Intercultural. Un proyecto gestionado para la comunidad de El Espinal, ubicado en el Centro del Estado de Veracruz siendo región totonaca de aproximadamente 25,000 habitantes, la mayoría de ellos productores de fruta y verdura. Dicha comunidad, se encontraba en un bajo nivel económico, pues mucha gente se mantenía de subsidios y era poco el intercambio de activos en aquel momento, es decir, el Túmin llegó a favorecer a la comunidad bajo la idea del trueque y el intercambio justo, sin la intención de sustituir a la moneda oficial. Ahora se comparte entre localidades de 16 estados con cada vez más socios parte de esta red. El objetivo del Túmin es el de generar un intercambio local a partir de una moneda de valor local, es decir, que en vez de que el dinero llegue a la comunidad y después se vaya en otro movimiento, se quede en la comunidad, de tal modo que el trueque se mantenga a lo largo de cierto tiempo o que el papel se desgaste tanto que pierda su uso.8

MNEMOBJETOS-2

Traslaciones del mnemobjeto. Dos evidencias

Todas las enunciaciones que obtuvimos se proponen como esencias viajeras que en ningún momento dejaron de ser cuestionadas en su posible itinerario hacia una construcción est-ética; de hecho hacia el final de nuestro encuentro, cada uno, cada una propusimos un breve acercamiento que aunque no es cometido describir a detalle en este discurso, puede hacerse una mínima enumeración: una dinámica participativa a través de la posible construcción de un objeto colectivo en una pieza de fandango; mnemobjetos para comprender el mapa de un viaje discontinuo; las cartas, el diario, el álbum de fotos como potencias desafiantes de subjetividad que pide desbordar su espacio; un monstruo de compañía como figura hechas de retazos de memoria compartida; las recetas como mnemobjetos comunitarios; las prendas de los abuelos como medios de conocimiento de sus vidas; el origami como como un diario de 1000 instantes de desamor; mnemobjetos de la confianza y la desconfianza; mnemobjetos de duelos individuales, etc. El laboratorio más que encauzar un cierre, esbozó una apertura de procesos y un conjunto de proposiciones que quedan reunidas aquí, en el espacio de este texto; y que además esperamos que puedan ser retomadas por otras personas en otros lugares si es el caso.

mapa-de-mnemobjetos
Ejercicio de Laura Loredo

Para terminar este escrito, dejamos el testimonio-ritual de Sofía Valto sobre una cazuela de barro y el “vestigio íntimo” compartido por Christiane Burkhard. Todo objeto, es un archivo en potencia.

Cazuela de barro: “La cazuela de barro ocupaba un lugar importante en una de mis obras, Silencio Compacto esta obra habla de la violencia que ha habido, y sigue habiendo, en México. Esta obra la estrené en el 2013, y para mí fue impresionante como a través de la fuerza de las escenas, lo que sólo era utilería empezó a tener fuerza propia. Entre esos objetos estaba la cazuela de barro llena de tierra, la cual una intérprete iba vaciando sobra otra bailarina que interpretaba a la ingenuidad del país. Esta cazuela nos acompañó de gira 2013-2014, a finales del 2014 me invitaron a presentar la obra al festival de danza Danzaextrema en Xalapa, para mí era una función importante, pues en el 2010 en esa ciudad fue asesinada mi prima, una víctima más del crimen organizado. La función fue muy fuerte y muy emotiva, y mi sorpresa fue que al finalizar, una de mis bailarinas me pasó la cazuela y al dejarla en el piso, ésta trono, dejando un pequeño agujero en la parte de abajo. Yo lo entendí como que esta cazuela ya no podía cargar con más tierra que sepultara a esta ingenuidad. Por otras cuestiones, después de eso, dejé de presentar esta obra hasta el año pasado, y en el remontaje, la cazuela de barro quedó fuera. Pero me quedó una necesidad de darle un cierre, tanto a esa escena, como a la cazuela misma. Por esta razón decidí hacer este pequeño video como fin del laboratorio: https://vimeo.com/209639689.”

Vestigio íntimo: “Los restos de los adornos de mi madre, quemados, permanecieron en una cajita de cartón durante 30 años porque nadie quería enseñárnoslos. En un cajón en el mueble barroco de la abuela. Recién el verano pasado los desempaqué y los miré, grabando. Solo así. Ahí también guardo los cartuchos de Super 8 de mi madre. Celuloide en extinción. Todavía sé leer la letra inclinada de mi madre que indica la fecha y la ocasión de la grabación. Pero todo está pendiente de su paulatina desaparición. El significado de los objetos o la posibilidad de su comprensión va desvaneciendo con el tiempo. ¿Porqué o para qué entonces guardamos las cosas? Porqué y para qué acomodo estas palabras e imágenes en este archivo que estás viendo?”: https://vimeo.com/80791022

________

Notas

1 El laboratorio Objeto y Memoria fue impartido por Shaday Larios durante marzo del 2017 en la Ciudad de México como parte del Diplomado Transversales de Teatro Línea de Sombra, coordinado por Alejandro Flores Valencia. Una de las consignas del laboratorio era generar reunir en un solo texto, algunos materiales producidos en el encuentro; la metodología de trabajo fue propuesta por Larios y siguiendo la naturaleza del ser laboratorio, retomó vías inesperadas. Participamos: Víctor Manuel Hernández Vázquez, Guillermo Navarro, Miroslava Salcido, Susana Meléndez, Gabriela Román, Christiane Burkhard, Paulina Orduño, Jocelyn Serrano Díaz, Kaleb Oseguera León, Ana Patricia Yáñez Díaz, Sara Guerrero, Sofía Valto, Aglae Lyngou, Angela Leyva, Rodolfo Rodríguez, Karen Merchant, Laura Loredo, Ana Gabriela Sánchez Bernal, Isabella Tovar, Montserrat Mejía, Manuel Valdivia, Toztli Abril de Dios, Polvorón de Nuez y Shaday Larios.

4 Para consultar más información sobre las muñecas de trapo. Cfr. https://www.youtube.com/watch?v=ZpFscs9LQzI&t=931s (Documental El hilo de la memoria de Mariana Rivera García, México 2016)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s