‘Teoría y Distorsión’ en la FIL Zócalo | Ciclo ‘Hablar sin fin: violencia y cambio climático’

Para razonar, el pensamiento hace uso de procedimientos lógicos que lo previenen de contradicciones, errores y falacias. Uno de estos métodos tiene por nombre “Reducción al absurdo” (Reductio ad absurdum), que consiste en dar por verdaderas las afirmaciones (proposiciones) de un argumento para compararlas con su conclusión.

Cuando la conclusión de un argumento es verdadera, se deduce que las proposiciones que componen ese argumento los son también, pero si la conclusión es falsa, entonces las premisas son falsas o se refieren a un objeto y conclusión distinto al del argumento.

De ahí que en la Reducción al absurdo las premisas que no son falsas sean necesariamente verdaderas, y aquellas que no pueden ser verdaderas sean, necesariamente, falsas. La Reducción al absurdo es un método de razonamiento lógico que busca la contradicción en las afirmaciones de un argumento.

Ahora bien, si se traslada este método a la reflexión sobre la violencia, el objeto “violencia” se permuta y confunde con los distintos matices y abordajes mediante los cuales se intenta explicarla, como: el crimen, la economía, el narcotráfico, la precariedad, el feminicidio, las condiciones laborales, etc.

Se trataría de una inversión deliberada del método Reducción al absurdo, lo que supondría la saturación o proyección indefinida de proposiciones sobre un mismo objeto, lo que indica, necesariamente, un falso problema o un falso objeto de estudio, ya que un problema operable y un objeto de estudio definido implican un conjunto delimitado y finito de proposiciones.

Dado que las conclusiones y las proposiciones (afirmaciones, datos, noticias) se vuelven incuantificables en la totalidad de los argumentos, el método de Reducción al absurdo no permite una meta-reflexión que integre los distintos argumentos sobre la violencia a fin de comprenderlo y tratarlo en términos globales. La estructura de este problema arroja un nuevo método lógico de reconocimiento de contradicción, al que llamamos: Incremento al absurdo (incrementum ad absurdum). Mismo que busca la reflexión e investigación conjunta, a partir de la identificación de premisas y conclusiones aparentemente demostradas, que en realidad no lo son, sino que tan solo ignoran a quien las padece.

A partir del método “Incremento al absurdo” en Teoría y distorsión nos interrogamos en este breve encuentro , cómo es que el tratamiento excesivo de la violencia y de la crisis ambiental fetichiza esos temas y los convierte, por repetición, en tópicos desmesurados, irresolubles, aporéticos y sin un territorio definido y con el poder suficiente para generar respuestas. En la medida en que se vuelve un problema exponencial, la violencia y la crisis por los recursos se convierte en algo irresoluble, en sobresaturación informacional y discursiva, en procesos de encubrimiento relacional repetición conceptual y temática recurrente cada vez con mayor indiferencia pública o moda académica.

Para plantear estos temas a manera de introducción del trabajo editorial desarrollado en Teoría y Distorsión, hemo pensado en dos mesas que tendrán lugar en la Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México 2019:

CHARLA “Horizontes despojados: el lenguaje de la crítica ambiental”

Los extremos de la saturación discursiva de lo político problematiza la forma de nombrar la violencia y los recursos ambientales, así como los supuestos bajo los cuales los pensamos. En lugar de pretender abordar los objetos en sí mismos, problemas sin causa o relaciones específicas, fetiches que se convierten en indecibles políticos, por exceso de enunciación y repetición.

Jueves 17 de octubre
En “Café Literario Balún Canán”

Presentan:

Enrique G. Gallegos (escritor y filósofo)

Maria Georgina Quintero (filósofa)

César Cortés Vega (escritor y artista visual)

Modera: Cuauhtémoc Camilo (escritor y filósofo)

CHARLA “¿Discutir la violencia o la desesperación humana?”

La mesa comienza el diálogo partiendo del rechazo a tomar como punto de partida el axioma de la ‘violencia infinita’ para tratar de establecer en un diálogo sobre la forma históricamente concreta y la generalidad discursiva con la que es tratada y abordada, la ausencia de una disciplina epistemológico-práctica a este respecto y las consecuencias humanas que ha tenido posponer un abordaje focalizado, en otras palabras, la interrogante ¿cómo decir lo menos?, es decir, cómo dejar de desdoblar infinitamente un tópico cuyas aristas conciernen a espacios políticos, teóricos y de organización social.

Viernes 18 de octubre
En “Café Literario Balún Canán”

Presentan:

Rogelio Laguna (filósofo)

Paola Pacheco (derechos humanos)

Cuauhtémoc Camilo (escritor y filósofo)

Modera: César Cortés Vega (escritor y artista visual)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s